Alex, el confiado

Hab√≠a una vez en la S√°bana un le√≥n llamado √Ālex, valiente y perseverante... 

Un día quiso ir de paseo a Madagascar, comenzó a preparar su canasta de pic- nic, el día estaba lindo para ir al río. Antes de salir de su casa, un pensamiento en forma de recuerdo se le atravesó, entonces dudó:

 -No s√© si ir de paseo. Y si no puedo? 

Alex mientras miraba su canasta, se sintió triste de no animarse a ir.

El le√≥n hac√≠a un tiempo que evitaba ir de paseo a Madagascar, a veces dudaba cuando se dejaba llevar por ese pensamiento. A√ļn no se hab√≠a dado cuenta que era diferente a la otra vez, ahora ten√≠a los recursos necesarios que pod√≠a usar para ir de paseo. Alex mientras se preparaba un rico t√© con masitas sinti√≥ una sensaci√≥n de confianza en si mismo y pens√≥ en voz alta: 

-Y si puedo ir de paseo. Y si voy a Madagascar?

Entonces decidi√≥ ir al r√≠o de paseo, a √©l le gustaba ir de pic- nic, se hab√≠a dado cuenta que pod√≠a usar sus recursos.

Y Alex sali√≥ de su casa para ir de paseo al r√≠o, llevaba su canasta con galletas y la cantimplora con helados, mientras caminaba observaba los √°rboles de cerezas y las flores de lavanda que le gustaban. Cuando iba por el camino de la Sabana antes de cruzar la colina un pensamiento se le atraves√≥, sinti√≥ un impulso de volver a la casa, lo acept√≥. Esta vez estaba decidido a ir de paseo, se hab√≠a dado cuenta que aunque ese pensamiento se le atravesara, ten√≠a los recursos para seguir. Al pasar un rato caminando, Alex hab√≠a llegado al r√≠o de Madagascar, se sent√≠a feliz. Hab√≠a decidido confiar, se hab√≠a permitido ser √©l. Y √©l era un le√≥n fuerte, valiente y perseverante, tambi√©n ten√≠a esa otra parte que a veces sent√≠a duda que hab√≠a aprendido a aceptar.


By Eliana